La báscula te está engañando

La báscula puede ser tu mejor amigo o tu peor enemigo.

Especialmente en el caso de las mujeres (aunque también ocurre con algunos hombres), quienes regularmente tienen una relación de amor/desamor con este pequeño dispositivo.

Se despiertan, se suben a la báscula esperando ansiosamente al número mágico que está a punto de aparecer. Unos segundos después se dan cuenta que no han hecho casi nada de progreso o que incluso subieron algunos gramos.

Se desesperan y se frustran ya que todo el trabajo que han hecho en el gimnasio no ha brindado fruto.

Esto se convierte en un ciclo vicioso. Se vuelven a subir cruzando los dedos para que todo su sufrimiento indique que han perdido peso para solo terminar decepcionadas, más frustradas y a nada de romper la báscula con un martillo.

Enojarte por lo que dice la báscula es cómo interpretar un libro por su portada. Ninguna de las dos te dice la historia completa.

Pérdida de PESO y pérdida de GRASA no son lo mismo

Muchas mujeres se morirían al averiguar que han subido de peso a pesar de que han comido bien y entrenado duro.

 ¿A poco no parece que ella perdió peso? Hizo un gran transformación a pesar de que la báscula le indica que los números fueron hacía arriba.

¿Por qué?

Porque el músculo es mucho más denso que la grasa. Ella ganó músculo y perdió grasa. 

La báscula simplemente te dice tu peso total: músculo, grasa, agua, huesos, órganos, glucógeno, contenido intestinal, etc. No te dice cuanto tienes de cada uno.

Otras cosas que puedes perder que no son músculo ni grasa

1. Agua

No es fuera de lo común fluctuar entre 1 y 2 kilos de peso en un día. Solo ve a los luchadores: se deshidratan hasta perder 10 kilos con el fin de poder competir es su categoría de peso deseada.

Cuando se sigue una dieta baja en carbohidratos el cambio puede ser aún mayor en la primer semana. Cada gramo de glucógeno se almacena con 3-4 gramos de agua. Perderás el primero y el segundo irá justo atrás de él.

Cuando introduzcas carbohidratos otra vez a tu dieta, la báscula se va a disparar hacía arriba.

No te asustes, sólo es agua.

2. Carbohidratos (glucógeno)

Va de la mano con el punto anterior. Los carbohidratos consumidos se almacenan en forma de glucógeno y agua.

Si ciclas tu ingesta de carbohidratos durante la semana es muy probable que peses más cuando los consumes ya sea durante el día o en una sola comida. De hecho, puedes llegar a ganar (o perder) hasta 5 kilos por aumentos en glúcogeno y agua sin ganar ni un solo gramo de grasa.

3. Contenidos intestinales

Por último, todo lo que nuestro estómago e intestino viene cargando afecta nuestro peso.

Ayuna por un día y te darás cuenta. Perderás peso que no es grasa, tal y como sucede cuando no te hidratas.

Por el otro lado, checa cuanto aumentas de peso después de atascarte todo lo que puedas en Navidad.  Tu peso irá para arriba, pero dudo que sea de grasa o músculo.

Una de la mejores manera de bajar de peso es simplemente ir al baño.

Piensa en composición corporal

Muchas veces asumimos que perder peso es bueno y ganarlo es malo. ¿Pero que tal si todo el peso que ganaste es 100% músculo?

Eso es algo deseable.

A pesar de que no seas un fisicoculturista o una modelo, mantener o incluso desarrollar tu masa muscular es una de las mejores cosas que puedes hacer.

No sólo el músculo se encarga darle forma a tu cuerpo, sino que aumenta tu metabolismo un poco, beneficia a la producción de fuerza, previene la diabetes junto con los efectos negativos del envejecimiento y te hace sentir bien.

En vez de obsesionarte por lo que dice la báscula, piensa en composición corporal: la relación de tu peso que es grasa y músculo.

El mito del peso ideal

“Tengo que pesar 55 kilos”.

“¿Y porqué ese número?”

“Eso pesaba cuando estaba en la universidad”

“Eso fue hace 10 años.”

“Pero mido 1.55 y es mi peso ideal.”

Lo diré corto y directo: NO HAY TAL COSA COMO UN PESO IDEAL.

Hay muchas tablas que te dicen tu peso ideal de acuerdo a tu estatura.

Según ellas, Arnold Schwarzenegger hubiera sido mal clasificado como obeso a pesar de tener un porcentaje de grasa corporal de un solo dígito.

El famoso índice de masa corporal (IMC) también nos engaña.

Alguien con obesidad de peso normal (lo que conocemos como “skinny fat”)  sería clasificado como saludable por el IMC. La realidad es que su actual estado aumenta su riesgo de síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular a pesar de tener un peso “ideal”.

El problema de éstas tablas es que no toman en consideración la cantidad de músculo que alguien tiene.

No te obesiones por buscar un número mágico en la báscula. Aspira a ser más fuerte, quemar grasa y ganar músculo. El número que tenga que aparecer, aparacerá.

Lo que dice la báscula no siempre significa progreso

A veces confundimos lo que dice la báscula con nuestro progreso.*

Puede ser una amiga mentirosa. No le creas todo lo que dice.

No es la panacea de salud y belleza. Sólo es una herramienta que es mejor acompañada de otras mediciones como porcentaje de grasa corporal y circunferencia de cintura. Hasta cómo te quedan un par de pantalones o la comparación con fotos viejas son mejores opciones.

Hay muchas cosas que la báscula no mide. No mide que tan fuerte eres, cómo te ves y cómo te sientes.

Úsala inteligentemente.

*En una persona con obesidad el peso si será lo más importante para medir y sí dictará progreso. No me estoy refiriendo a esta población.

¿Te gustó lo que leíste? Suscríbete GRATIS.

Y obtén un manual de entrenamiento y nutrición.

Otros artículos que te gustarán:

, , ,

  • piojitoo

    Muy buen post, tengo poco más de mes y medio en el gimnasio pero al pesarme siempre encontraba variaciones (algunas favorables y otras no tanto) pero si me desanimaba un poco hasta que me encontré con una amiga en una cena que me preguntó si estaba a dieta o estaba haciendo algo porque me veía más delgado.

    Justamente hoy lidié otra batalla con la báscula y me encontré de sorpresa este tema al llegar a la oficina.

    Saludos

    • Guillermo Muñoz Mireles

      Que bueno que te llegó en un buen momento. Saludos!

  • America Danniel

    jajajaj eso me pasa amiiiiiiiiiii